El Teatro Invisible como herramienta de empoderamiento ciudadano

February 7, 2017

El fin de semana del 4 y 5 de febrero, vivenciamos el módulo III de la formación PARTICIPAR ACTUANDO en el que abordamos el Teatro Invisible, una herramienta que Boal empezó a desarrollar a principios de los 70, juntándose con un grupo de teatro callejero porteño en su exilio argentino, y que luego siguió aplicando a lo largo de su segundo exilio en Europa. La primera acción que se planteó el grupo en aquellos momento fue visibilizar una ley entonces muy desconocida de la población, que permitía a todxs lxs argentinxs sin recursos económicos entrar en un restaurante, pedir comida y salir firmando la cuenta, sin más. Más tarde, se hicieron acciones muy diversas, todas teniendo en común el hecho de visibilizar las opresiones en el espacio público, principalmente las opresiones ritualizadas.

 

Volviendo a los orígenes del Teatro Invisible y compartiendo de nuevo esta herramienta (con la cual me he peleado durante muchos años) con un grupo entregado, me doy cuenta del potencial que tiene... Es cierto que, como lo recuerda Clément Poutot en su tesis doctoral ("Le Théàtre de l'Opprimé: Matrice symbolique de l'espace public"), Boal mismo reconoce una jerarquía (que más bien podríamos llamar cronología) en su trabajo: primero nació el Invisible, luego el tema de romper con la opresión, y por fin el Teatro-Foro, técnica más elaborada para encaminar la liberación del/de la espectador/a. Poutot presenta el Invisible como una técnica que, a pesar de ser usada aún, sigue siendo una etapa en la construcción del TO.  Es una reflexión acertada y así es, sin embargo veo la necesidad de reinventar y/o simplemente de recuperar el Teatro Invisible para adaptarlo a nuestras realidades cotidianas, aunque sea "solo" para crear comunidad en el espacio público, crear vínculo al rededor de opresiones omnipresentes y/o para "publitizar" y colectivizar los espacios públicos que desafortunadamente están ya muy privatizados e individualizados. 

 

Volviendo a leer a "STOP: C'est magique", uno de los primeros libros de Boal, me entusiasmó ver como ya en los 70 en Helsinki o en Francia, los grupos de Invisible de Boal llevaban al espacio público el tema de la soledad, por ejemplo, abriendo diálogos sobre como pedir o expresar afecto podía ser visto como un acto violento. Me alegró leer cómo las propias actrices se emocionaban en las intervenciones por vivir las mismas opresiones en su vida, y cómo haciendo Teatro Invisible adquirían directamente nuevas herramientas para enfrentarlas mejor. Pensando en el Teatro Invisible, muchas veces infravaloramos sus funciones internas, buscando que tenga efecto externo, que transforme a las personas que encontraremos en el espacio público, mientras el cambio que provoca a dentro de una misma es muy potente y no tiene nada que envidiarle al Teatro-Foro en este aspecto, ya que actuar el ser aliadx del/de la oprimido/a en el espacio público, involucrando a las personas que están allí al rededor, es un paso más hacia el serlo en nuestra propia vida, cada día, en cada instante... 

 

Con los distintos grupos con los cuales tuve la suerte de preparar y realizar intervenciones de Teatro Invisible, una de las mayores conclusiones que siempre sacamos es como el Invisible nos da pie a (re)aprender a acercarnos a nuestros semejantes, a compartir con las demás (des)conocidxs las injusticias que observamos, a hacernos más fuertes para no quitar la mirada, para decir algo, para dejar de reproducir rituales y aparatos opresivos... Solo con darnos cuenta de que hacer Teatro Invisible nos cambia a nosotras mismas, dándonos fuerza para acercarnos a lxs demás (como lo hacían y lo hacen "las señoras de la cola de la pescadería"), con mirada crítica y deseo de cambio, vale la pena: juntarnos y dialogar en todo tipo de espacios y con todo tipo de personas es un primer paso necesario para construir otro mundo, más humano y más equitativo... No es condición única, claro está, pero ya es paso de gigante...  ¿O no?

 

Stéphanie Mouton

 

Boal, A. "Stop ! c'est magique : Les techniques actives d'expression" (L'Échappée belle)  Editeur: Hachette Année d'édition: 1980.

 

Poutot, C. "Le théâtre de l’opprimé : matrice symbolique de l’espace public" (Sciences de l’Homme et Société) Editeur: Normandie Université; Universté de Caen, 2015. Thèse de Doctorat.

 

Please reload

¡Muy interesante!

TEATRO-FORO en la UGR

February 17, 2020

1/8
Please reload

Últimas noticias

February 17, 2020

January 20, 2020