La Animación Sociocultural.

Nos parece fundamental aclarar lo que entendemos por ASC ya que suelen existir confusiones con otros tipos de "animación", perdiendo la esencia de la disciplina. La ASC es una metodología que busca como

último fin la transformación social y

cultural mediante procesos participativos.

Busca mejorar la calidad de vida social

 cultural y personal de las comunidades

incentivando la acción

colectiva. 

La Educación Popular.

Parte de la premisa que nadie educa a nadie sino que las personas se educan mutuamente, igual que se liberan mutuamente [Paulo Freire]. Hablamos aquí de una pedagogía dialógica y problematizante de la realidad social, cultural, económica y política. Desde la perspectiva de la Educación Popular y de la Pedagogía del Oprimido, el ser humano es un devenir y muestra constantemente un deseo de superación, caminando hacia el futuro con sueños y utopías. En Educación Popular, se comprende que los/as educando han de ser sujeto de su educación, que se convierte en un quehacer del educando. Para ello, la educación debe partir necesariamente de su propio contexto, de su propia visión del mundo y, en diálogo con ella, debe fomentar su apropiación de saberes. Es decir, en palabras de Freire, para que "quien sabe" pueda enseñar a quien "no sabe" es preciso que quien enseña sepa que no sabe todo y que quien aprende sepa que no lo ignora todo.

La Investigación-Acción Participativa.

La IAP es un método de investigación y acción de cualitativa que busca mejorar la vida colectiva, basando el estudio y la intervención en la participación de los propios colectivos a investigar. Son las propias personas de la comunidad a investigar las que se implican en el proceso de investigación. Es decir que pasan de ser “objeto” de estudio a “sujeto” protagonista de la investigación. Existe un diálogo, una interacción constante entre investigando y proceso investigador (diseño, acciones, propuestas, evaluación...). Como el TO, la IAP anima las personas

a ser protagonistas de su propia vida.

 

Educación para el desarrollo.

La ED se inspira de la Pedagogía del Oprimido y de otras corrientes como la Nueva Educación, queriendo romper con el modelo de enseñanza tradicional. Propone una educación global y crítica, conectada con la realidad cultural, política y social. Busca, través de metodologías activas y dinámicas, como por ejemplo los juegos pedagógicos, promover la ciudadanía global, la solidaridad y el desarrollo humano y sostenible. Camina hacia la autoconstrucción de los saberes, la concientización y la transformación social. Adopta un enfoque sistémico así como un pensamiento global, mientras actúa a nivel local, tomando en cuenta sus particularidades.

La Sociología.

Hacer Teatro Social es hacer Sociología

aplicada. Son numerosas las herramientas que aporta

la ciencia de las sociedades humanas a nuestro trabajo cotidiano.

Además de una perspectiva global de las relaciones y estructuras de

poder y de una visión dialéctica entre lo micro y lo macro social,

la Sociología ofrece una serie de metodologías y conceptos adaptables

a los proyectos llevados a cabo desde La Hoja Blanca.

Entre metodologías, citaremos la entrevista no directiva

(o semidirectiva), la observación-participante, los registros

de campo, los grupos focales, etc. Entre perspectivas y autores,

nos han inspirado y siguen inspirando Silvia Rivera Cusicanqui,

Pierre Bourdieu, Michel Foucault, Judith Butler,

las corrientes posestructuralistas e interaccionistas

(Interaccionismo Simbólico).

Otras inspiraciones
y herramientas

Stéphanie

Mouton

La Hoja Blanca - Teatro Social

Presentación *
Hacemos