Stéphanie

Soy mujer, energía y cambio.

Con cabeza belga, corazón andaluz y

pies caminantes. Inquieta, curiosa, rebelde y buscadora.

En búsqueda de mí misma, sin saberlo aún, llegué a España

recién salida de la Universidad, la cabeza -demasiado- llena

de ideas y el cuerpo rebozando de sentimientos e impulsos

deseando salir a la luz, por fin... De Socióloga, pasé a

ser actriz para expresar, crear, sentir, para ser, estar y compartir.

De actriz, me convertí en educadora para dialogar,

transformar, aprender y enseñar.


 

Mouton

Y entre tantos caminos entrelazados,

me topé con el Teatro del Oprimido:

¡Amor a primera vista! Leí, busqué, viajé a Brasil, practiqué, experimenté, reflexioné, medité, debatí, volví a experimentar, a debatir, a compartir, a reflexionar... 

Me apasionó y nunca más dejé el diálogo entre praxis y teoría, entre cuerpo y mente.

Más adelante, las necesidades de los contextos, de los grupos, y las mías propiasme llevaron a rescatar herramientas que ya tenía y a buscar nuevas

para pensar, sentir y actuar mejor...  

 

De todas estas semillas, brota La Hoja Blanca

en Granada en el 2011, en un momento de cambio

personal y colectivo. Para mí, era un momento de muchos ruidos, aprendizajes, voces internas, personas y experiencias,

algunas llegando a su fin, y otras iniciándose. En medio de esta vorágine necesitaba paz y silencio para iniciar una nueva etapa vital y profesional.

Es entonces que nace La Hoja Blanca, como un espacio vacío desde el que permitirme seguir haciendo lo que ya hacía desde el 2008,

pero desde otro lugar, más cercano a mí.

 

La Hoja Blanca nació como un espacio vacío donde hacer

converger experiencias, saberes, inquietudes, sentimientos y enfoques distintos, adquiridos a lo largo de formaciones y vivencias colectivas, personales y profesionales.   

 

Hoy, verano 2016,

La Hoja Blanca sigue creciendo conmigo, adoptando nuevas perspectivas, proponiendo nuevas actividades, encontrándose

con nuevas personas y grupos.

Hoy siento más

valor y energía que nunca para compartir este proyecto que cada día

me acerca un poquito más a mí y a las/os demás y que me permite

trabajar cotidianamente en lo

que soy, siento y amo.

De corazón,

espero que te guste, te inspire y te motive a seguir caminando hacia otras posibilidades... 

Somos

La Hoja Blanca - Teatro Social

Presentación *